“AL DEO MALO TO SE LE PEGA”

Por Santiago Rafael Caba Abreu
Aunque la navidad debe ser una época de reflexión, donde la familia, como primer ente social, emplea su reunión para sentarse en la mesa a comer y charlar sobre aquellas situaciones en las que ocurrieron cosas que benefician o perjudican su entorno o la sociedad general, buscan alternativas de solución, imponen los más nobles criterios colectivos y se proveen de esperanzas para volver a juntarse al final del próximo año, es oportuno ver el panorama político del momento para entender algunos refranes populares.
Durante mucho tiempo hemos escuchado a nuestros abuelos decir que “al deo malo to se le pega”, queriendo significar que, cuando algo ocurre mal, todo cuanto se hace empeora, que ocurren eventos que se suscitan para acrecentar el perjuicio, es casi lo mismo que decir que, por el simple hecho de que algo está mal la situación empeora, es decir, que se suman otras complicaciones mayor o peor, surgen nuevas cosas que van a crear mayores problemas.
En una publicación del 23 octubre, 2017, el periódico El Caribe, a raíz del tema Odebrecht, en el cual figuró como imputado en principio, el señor Juan Temístocles Montás, acusado de haber recibido sobornos de esa empresa, se le sumó el hecho de que alguien creó una cuenta falsa en las redes sociales mediante la cual se pretendió estafar a personas, lo que significaba que ese dirigente político no estaba en su mejor momento. Es un ejemplo de que al dedo malo todo se le pega.
Al expresidente Danilo Medina, quien fue designado presidente del Partido de la Liberación Dominicana y Diputado al Parlacen, pero todos recordamos que en medio de su gobierno surgieron serios cuestionamientos al manejo de los fondos públicos, se le acusa de falta de transparencia, tráfico de influencia, maniobras fraudulentas, protección a la delincuencia organizada, en fin, ese gobierno fue atacado de ser el más corrupto de la historia política republicana, por lo que entiendo que el refrán de referencia le cae como el anillo al dedo.
El país fue testigo del más vil y perverso tratamiento de que fue objeto la magistrada Mirian German, una mujer intachable, con un buen ganado crédito público, humilde y ducha. El entonces Presidente Danilo Medina, que presidía el Consejo Nacional de la Magistratura, bajo la cubierta del manto del entonces Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, creó un mar de imputaciones, alegando el anonimato de supuestos denunciantes, para mancillarla inmisericordemente, en un acto de pura cobardía.
“La torta se viró”, que significa que ya lo cosa no es igual, es decir, que ha cambiado la circunstancia, el evento, el derrotero y tenemos un escenario distinto. Resulta que ahora a quien le corresponde investigar, pedir medidas de coerción y acusar a los que se sospecha haber cometido los actos de corrupción de los Gobiernos pasados, es precisamente a esa impoluta Magistrada que en el último tramo del gobierno de 8 años de Danilo Medina, fue ofendida aviesamente.
Hoy el Presidente del PLD y ex presidente de la república, Danilo Medina, cuenta con varios hermanos y sus colaboradores más cercanos, incluyendo altos militares, en procesos penales de investigación, presos y acusados ante la justicia dominicana por los hechos de corrupción de su gobierno que fueron debidamente denunciados.
Pero “al deo malo to se le pega”, porque apenas salió el Comité Político a pretender asumir la defensa de su líder, Danilo Medina, surgieron nuevos eventos que acrecientan más profundamente sus males. El caso de las distintas auditorias de la cámara de cuentas, los señalamientos de cómplice de sus andanzas que les hace Cesar el Abusador, las distintas aceptaciones de responsabilidades penales que hacen algunos acusados, la entrega voluntaria de evidencias (devolución de dinero recibido en sobornos y otros bienes muebles e inmuebles) que se convierten en pruebas a cargo y le dificulta su defensa a los encartados, sobretodo a los hermanos y afines del expresamente Medina.
Sin embargo, ahora también se agregan a su maltrecha imagen, el surgimiento de voces dentro del PLD, que plantean la necesidad de alejar a ese partido de la figura del expresidente, porque entienden que éste arrastrará a esa entidad política al despeñadero o su disminución, y toman como ejemplo al PRD y al partido Reformista Social Cristiano, los cuales prácticamente se fueron a la tumba con sus líderes.
En conclusión, me parece que “al deo malo to se le pega”, dada la circunstancia de este insignificante razonamiento, creo a este refrán le son afines los refranes siguientes: “si no está preso lo andan buscando”, “al mejor cazador se le escapa la liebre” o “al villano, dale el pie y se tomará la mano”.