El FMI pronostica desaceleración económica y mayor inflación

Por Jaime Aristy Escuder. El autor es economista. 

El Fondo Monetario Internacional publicó hoy sus perspectivas sobre la economía global, concluyendo que, debido a la invasión rusa a Ucrania, habrá una desaceleración del crecimiento y una mayor tasa de inflación a nivel internacional. Y no es para menos, pues se trata de un conflicto bélico que arropa a dos grandes productores de alimentos y combustibles.

El economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, informó que el mundo crecerá en términos económicos este año en un 3.6%, 0.8 puntos porcentuales menos de lo estimado en enero pasado. Asimismo, al descomponer por países o grandes regiones se observa claramente que el ritmo de crecimiento será menor al previsto a inicios de año debido a una nueva disrupción de la cadena de suministro, evento provocado por la guerra y por las sanciones establecidas por los Estados Unidos y sus aliados contra Rusia.

Específicamente, se proyecta que la economía estadounidense se expanda en 3.7%, esto es 0.3 puntos porcentuales menos que lo estimado en enero. La eurozona registrará una desaceleración más acentuada, la cual será de -1.1 puntos porcentuales, colocándose la tasa de crecimiento del PIB en 2.8%. En ese grupo de países cabe destacar que Alemania e Italia serán los más afectados, registrando una desaceleración con relación al estimado antes de la guerra de -1.7 y -1.5 puntos porcentuales, respectivamente, reduciéndose sus tasas de crecimiento del PIB a 2.1% y 2.3%.

Por otro lado, el organismo internacional proyecta un aumento de la tasa de inflación debido al incremento de los precios internacionales de los combustibles y de los alimentos. En las economías avanzadas, la tasa de inflación promedio pasaría de 3.1% en 2021 a 5.7% en este año.

Para la República Dominicana, el Fondo proyecta para 2022 una tasa de crecimiento del PIB de 5.5%, que se encuentra en el entorno del ritmo de crecimiento tendencial. No obstante, es muy probable que el aumento de los precios de los combustibles y de los alimentos en el mercado global, y el incremento de las tasas de interés internacionales, lleven la tasa de crecimiento al entorno del 5% hacia finales de año.

La tasa de inflación prevista por el Fondo para la economía dominicana para este año es de 6.9%, lo cual representa un descenso de 1.6 puntos porcentuales con relación al 8.5% registrado el año pasado. Esta proyección de la variación de los precios se encuentra en línea con la más reciente actualización del marco macroeconómico.

Con relación a la cuenta corriente de la balanza de pagos, el FMI proyecta que, el aumento de los precios de los combustibles provocará un incremento de 1 punto del PIB en el déficit, colocándose el saldo en una cifra equivalente a -3.5% del PIB. Un déficit manejable, a menos que haya un deterioro de los flujos de inversión extranjera y del acceso a los mercados de capitales.