¿Es significativa la Victoria en la Cooperativa de Maestros para el PRM?

Por Daygorod Fabián Sánchez, El Autor es Educador y Asesor Político

Todos los estamentos, gremios e instituciones salvo reconocidas excepciones están permeados por la política y los partidos. Así es en el caso de los establecimientos donde los educadores tienen incidencia.

En el caso de la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples de los Maestros (COOPNAMA) el asunto es más simple que profundo.

En esta entidad para seleccionar a los delegados, que a su vez emiten resoluciones y dictaminan el proceder de la cooperativa y sus socios, los empleados administrativos (de libre remoción) tiene derecho a voto.

Eso significa que un conserje, un portero, un guardián o jardinero, puede votar y eso está bien.

Pero esos empleados como son de libre remoción, para ellos defender sus puestos y continuar devengando su salario emiten el sufragio por el amo de turno, en este caso el PRM.

Para ello se les dice que deben elegir como método de votación LA ACLAMACIÓN o sea levantando las manos, así identifican a quienes votaron y quienes no para tomar represalia.

Eso mismo hacía el PLD y eso hoy lo hace el PRM.

El asunto está en que la COOPNAMA no es un espacio político, solo es un espacio económico, pues es una cooperativa como cualquier otra. Nada es regalado todo es crédito y cobro.

Además, sus afiliados nunca han siso una amenaza desestabilizadora como si lo es la ADP, que puede manifestarse a través de huelgas.

Los empleados administrativos no pueden hacer huelgas, por ende, no constituyen nada que puede colocar entre la espada y pared al gobierno.

Le aconsejaría al PRM que no se distraiga en una victoria insignificante, porque está perdiendo de vista la guerra esencial política.

Su militancia está disgustada y los gremios que sí pueden ejercer presión política están en manos de la oposición.