Importancia del manejo de la imagen púbica – política. Caso Adán Peguero

Por Daygorod Fabián Sánchez, Educador, Reside en Montecristi

Una costumbre que se ha hecho ley en el comportamiento político Dominicano es la autoasesoría, donde de la nada se formulan ideas y concepciones erradas.

Ese ha sido el talón de aquiles de la generalidad de nuestros exponentes partidarios.

Ahora donde lo mediático abunda y tiene fuerza para juzgar, el mal manejo de la imagen en los medios y la actividad partidaria puede destruir carreras o frenar el ritmo de crecimiento de la misma.

Citamos como ejemplo el caso del Directo del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) Adán Peguero y quien además es Presidente del Partido de gobierno en el municipio de Santo Domingo Este (SDE)

La dirección del inposdom fue regentada durante muchos años por el dirigente político Modesto Guzmán y durante ese tiempo pasaba hasta desapercibida en términos de conflictos administrativos y políticos.

Así era porque no tenía escándalos y el manejo era de muy bajo perfil.

En este caso muchas cosas han cambiado. Primero el ojo ciudadano está muy pendiente del comportamiento de cada funcionario, por lo que cada funcionario debe tener no solamente asesores sino también un buen manejo de su imagen pública y política.

Ante la falta de esos elementos caer en un error (yerro) es muy fácil.

El porcentaje de ser objeto de un escándalo, manejar mal una situación de crisis o agrandar un problema que aunque pueda ser pequeño, se elevará de forma sustancial precisamente por no tener quien guíe a la figura política.

La solicitud de licencia de parte de Adán Peguero, además de hacerle daño a el como político, compromete la reputación del gobierno y la imagen del PRM, pues no es el primero que en poco más de un año de gobierno ha tenido que hacer este tipo de solicitud por denuncias de fraudes, dolo o malversación de fondos públicos.

El señor Peguero, quien es objeto de ejemplo en este artículo aún está a tiempo de reconfigurar su imagen y enderezar el timón del barco mediático y político con respecto a su imagen.

Es consabido que está situación, la de Adán Peguero, fue creada al salir a la luz pública una investigación de la destacada periodista Nuria Piera. Esa investigación giró sobre la base de un contrato firmado por la entidad, que representa el señor Peguero con la compañía MIA CARGO.

Pero cabría preguntarse:

¿Buscará el señor Adán Peguero la guía necesaria para ese cometido?

¿Permitirá que su carrera política siga en picada?

¿Porque luego de tantos años sin escándalos ahora el INPOSDOM es el ojo del huracán?

¿Tiene conciencia el presidente Luis Abinader del daño que le hace a su gobierno o a su partido que un presidente de un importante municipio se quema en su primer puesto en el gobierno?