Ya fue enviada una misiva por ante la Junta Central Electoral a los fines de detener los planes de reforma estatutaria del partido PRM.

Esa reforma consiste en incluir como modalidad de selección de la alta dirección de ese partido, la convención de delegados y de esa forma suprimir la vía más democrática que es la votación universal y secreta de los miembros del oficialismo.

CREO ES UN ERROR insistir en repetir los errores que han llevado al PRD a la insignificancia electoral, por el hecho de pensar que las masas se quedarán quietas ante tan aberrante pretensión. Si el PRM es moderno, no puede calcar los errores del pasado de su padre directo, el PRD.

La vía de solución es una votación, donde las masas se expresen y elijan quienes tomarán el timón del partido, como mandan sus estatutos y las leyes de partido y régimen electoral.

Daygorod Fabián Sánchez