La inflación dominicana sube, pero se desacelera

Por Jaime Aristy Escuder

La tasa de inflación de la República Dominicana sigue subiendo, pero lo hace a un menor ritmo. De acuerdo con los cálculos del Banco Central, el índice de precios al consumidor se incrementó en marzo en 0.67%, colocándose la tasa de inflación interanual en 9.1%. Al comparar la variación porcentual de ese mes con enero (1.18%) y febrero (0.92%) se confirma que la tasa de inflación se ha estado desacelerando en lo que va de año.

Al descontar la variación de los precios de los combustibles y de algunos alimentos y bebidas, que muestran una mayor volatilidad e independencia con relación a la política monetaria, se obtiene la tasa de inflación subyacente interanual, la cual se colocó en 7% a marzo. Esta también registró en marzo (0.51%) una reducción con relación a los meses de enero (0.65%) y febrero (0.5%).

La desaceleración de la inflación se explica por la combinación de una postura monetaria más restrictiva y por la política de manejo de precios de los combustibles. El aumento de la tasa de interés de referencia, que lleva desde noviembre a marzo una variación acumulada de 250 puntos básicos, y la aplicación de medidas para reducir la liquidez han comenzado a disminuir la inflación subyacente. Asimismo, el subsidio a los precios de la gasolina, gasoil y GLP por más de mil millones de pesos a la semana ejecutado por el gobierno del presidente Abinader, ha amortiguado el impacto que se desprende del vertiginoso aumento de los precios internacionales del crudo y sus derivados provocado por la invasión de Rusia a Ucrania.

A pesar de esa intervención pública, cabe destacar que los precios domésticos siguen reflejando la aceleración de la inflación a nivel global. Basta con señalar que los Estados Unidos, principal socio comercial de la República Dominicana, registró a marzo una tasa de inflación interanual de 8.5%, la mayor tasa desde diciembre de 1981. Y en la zona euro se colocó en 7.5%, el ritmo de crecimiento de los precios más alto en la historia de esa moneda común.

La apreciación de un 3.3% del peso con relación al dólar, registrada de marzo de 2021 a marzo de este año en la República Dominicana, ha reducido el impacto de la inflación importada. Y se prevé que la aplicación de una postura monetaria más restrictiva a nivel internacional, principalmente en los Estados Unidos, ayude a reducir la inflación importada hacia finales de este año. Esa evolución hacia la baja de los precios internacionales de los combustibles y bienes básicos sería más rápida si terminase el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Por ese motivo, todos los países deben hacer esfuerzos para lograr la paz.