Las políticas prioritarias del Fondo Monetario Internacional

POR JAIME ARISTY ESCUDER

Kristalina Georgieva, director gerente del Fondo Monetario Internacional, presentó recientemente un interesante análisis de la situación económica internacional que incluye tres políticas prioritarias para alcanzar una recuperación económica sólida a nivel global.

Antes de comentar esas recomendaciones del Fondo, es necesario resumir los riesgos e incertidumbres que atentan contra el crecimiento económico. El covid-19, aun cuando se considera que va de salida, sigue afectando la cadena de suministro, provocando un desequilibrio entre oferta y demanda de bienes que se traduce en aumentos significativos de precios. Las tensiones geopolíticas, el aumento de los precios de los combustibles y la expectativa de que los principales bancos centrales ajustarán pronto las tasas de interés han aumentado el grado de volatilidad de los mercados de capitales, creando un entorno desfavorable al crecimiento económico.

Visto ese entorno macroeconómico, el FMI presenta sus recomendaciones de políticas.

La primera consiste en redoblar esfuerzos en la lucha contra el covid-19. En ese aspecto hay que reconocer el excelente trabajo realizado por el gobierno del presidente Abinader, que ha logrado aplicar más de 15 millones de dosis de vacunas, beneficiando a casi 5.9 millones de dominicanos que ya tienen dos dosis. El organismo internacional estima que hacia el año 2024 se habrá registrado una pérdida de producto interno bruto acumulada a nivel global de casi 13.8 millones de millones de dólares. Y cuantifica que la pérdida de escolaridad, productividad y empleo provocada por esa pandemia representará a los jóvenes, de países ricos, emergentes y pobres, un monto de 17 mil millones de dólares a lo largo de sus vidas. El aumento del gasto social y la ejecución de programas de tutorías para los estudiantes pudieran ayudar a reducir ese impacto negativo.

La segunda política recomendada por el Fondo es la aplicación de una postura monetaria más restrictiva para enfrentar la inflación. Se prevé que la Reserva Federal de los Estados Unidos aumente su tasa de interés en marzo, al igual que lo hizo a finales del año pasado el Banco de Inglaterra. Se espera que el Banco Central Europeo esté preparado para hacerlo en cualquier momento. En el caso de la República Dominicana, el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez, decidió, de manera correcta y oportuna, iniciar el cambio de la postura monetaria, subiendo la tasa de interés de referencia en 200 puntos básicos entre noviembre de 2021 y enero de este año. La reducción de la volatilidad cambiaria, una marca de fábrica de Valdez, ha logrado amortiguar el impacto de la inflación externa sobre la inflación nacional.

Por último, el Fondo recomienda a los países que adopten medidas que favorezcan la sostenibilidad fiscal.  La mejora de los ingresos y la disminución de gastos no necesarios reduciría el monto requerido de financiamiento público. Esto es clave para la reducción de la deuda pública y la estabilidad macroeconómica.