Los efectos sobre la economía dominicana de la invasión rusa a Ucrania

POR JAIME ARISTY ESCUDER

El mundo recibió esta madrugada la noticia de que el poderoso ejército ruso inició sus operaciones en territorio de Ucrania, bombardeando áreas militares estratégicas y penetrando con tanques de guerra por diversos pasos fronterizos. Ese evento puede impactar a la República Dominicana tanto por el lado de la oferta como por el de la demanda.

Ucrania es el quinto productor de maíz y el séptimo de trigo del mundo. Rusia, por su parte, es el principal suplidor de trigo. La guerra en ese territorio y las sanciones de los Estados Unidos y Europa a Rusia pudieran reducir significativamente el flujo de esos productos al mercado internacional, provocando el aumento de sus precios. Ese incremento de costos implicará en la República Dominicana un aumento del precio de la harina, el pan, la carne de pollo y cerdo, los huevos, entre otros alimentos de consumo masivo.

Por otro lado, los precios del gas natural, del petróleo y sus derivados acelerarán su ritmo de crecimiento. Alemania detuvo el gasoducto de gas natural Nord Stream 2 y el Reino Unido apela a que toda Europa deje de consumir el gas natural -que representa el 40% de la demanda europea- y petróleo ruso -que suple una tercera parte del consumo europeo-. Hoy el precio del barril de crudo superó, por primera vez desde 2014, los 100 dólares. Para la República Dominicana esto significa mayores precios en las estaciones de expendio de gasolina, gasoil y GLP, lo cual se traduce en mayor costo de transporte.

Esos mayores costos de producción dificultarán la lucha que los bancos centrales llevan a cabo contra la inflación a nivel global. En consecuencia, el tiempo para alcanzar la meta de inflación será más largo o la tasa de interés requerida será mayor, reduciéndose la demanda agregada, específicamente el consumo y la inversión de los agentes económicos privados. Mayor tasa de interés en los mercados de capitales y menor crecimiento económico internacional impactarían desfavorablemente a la economía dominicana.

La perspectiva de una nueva disrupción de la cadena de suministro a nivel internacional ha provocado un fuerte descenso de los índices bursátiles. El Stoxx 600, que mide el comportamiento bursátil en Europa, se redujo en un 3.5%, reflejando las caídas en Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido. El deterioro de la riqueza financiera se traduce en menor consumo y, en consecuencia, en un menor ritmo de crecimiento del PIB a nivel global. Para la República Dominicana, cuya principal fuente de divisas es el turismo, no le conviene ni la guerra ni el deterioro de los ingresos de esa población, en particular de Rusia y Ucrania que son dos importantes puntos de origen de los turistas que visitan al país.

La intensidad de los efectos citados dependerá del grado de escalamiento del conflicto bélico. En el comentario de mañana se analizarán cuatro posibles escenarios.