PLD reclama pago de prestaciones a más de 300 exfuncionarios públicos

En ocasión de la celebración del  Día del Servidor Público, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) reclamó que desde el momento de cambio de gobierno casi 300 mil empleados que laboraban en instituciones gubernamentales fueron desvinculados sin recibir hasta la fecha el pago por sus derechos laborales.

La dirección política del partido opositor entregó un documento en el que se consigna que la cifra de empleados públicos se produjo desde el 16 de agosto hasta la fecha.

José Dantés Díaz, miembro del Comité Político, resaltó que de las 300 mil solo unas 70 mil desvinculaciones han sido documentadas por supuesta “conveniencia en el servicio”, pero que en realidad es por “no pertenecer al Partido Revolucionario Moderno (PRM)”.

Señalan el caso específico del Ministerio de Educación donde se produjeron más de 53 mil desvinculaciones laborales, estando prácticamente la totalidad pendiente del pago de prestaciones, que según la Ley 41-08 no debe exceder los 90 días.

“Cabe destacar, que las actuales autoridades tampoco han respetado a servidores de carrera, cuya razón de ser es mantener en el seno de la administración pública, el conocimiento y capacidad técnica necesaria, para garantizar que se cumpla con los propósitos misionales de las instituciones, continuidad de las políticas públicas y servicios al ciudadano, quien debe ser el centro de todo el accionar de la administración”, consigna en uno de sus párrafos el referido documento.

Comunicado íntegro

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en ocasión de celebrarse este 25 de enero el Día del Servidor Público, demanda nuevamente que el gobierno honre el pago de los derechos laborales adquiridos a casi 300 mil servidores públicos desvinculados desde el 16 de agosto de 2020 hasta la fecha.

En este sentido, el PLD resalta que de esa cantidad sólo alrededor de 70 mil servidores públicos desvinculados se encuentran documentados como tales en siete instituciones, los cuales fueron separados “por conveniencia en el servicio”, cuya única falta ha sido no pertenecer al Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Cabe destacar, que las actuales autoridades tampoco han respetado a servidores de carrera, cuya razón de ser es mantener en el seno de la administración pública, el conocimiento y capacidad técnica necesaria, para garantizar que se cumpla con los propósitos misionales de las instituciones, continuidad de las políticas públicas y servicios al ciudadano, quien debe ser el centro de todo el accionar de la administración.

Todo esto muy a pesar de que, durante la campaña electoral, el candidato del cambio al preguntársele sobre si se aplicará una “aplanadora” contra los empleados públicos que estaban laborando en ese momento, respondiera textualmente que “ningún empleado del gobierno perderá su empleo, si desempeña un trabajo, incluso agregó que sería un error sacar de sus empleos a gente que se ha capacitado y sirve éticamente a la sociedad”.

Estos miles de hombres y mujeres siguen esperando que las instituciones donde laboraban, por largos años, hagan efectivo el pago de sus indemnizaciones o derechos adquiridos. Tan solo el Ministerio de Educación, al mes de septiembre del pasado año 2021, había desvinculado 53,118 servidores y mantenía pendiente de pago de sus prestaciones, a prácticamente el 100% de ellos.